FANDOM


{{Cita|Despierta, hijo mío, y contempla la gloria de tu nacimiento. Debes saber que yo soy la Mente Suprema, la eterna voluntad del Enjambre. Y has sido creado para servirme.|La Mente Suprema se presenta a un Cerebrado recien nacido|StarCraft Episodio II

Los cerebrados eran líderes de las colonias zerg. Originalmente fueron creados por la Mente Suprema como líderes intermediarios pero fueron removidos por la estructura de poder del Enjambre por la Reina de las Cuchillas.

ResumenEditar

Rol en el EnjambreEditar

"La Menta suprema controla a sus esbirros por intermedio de agentes llamados Cerebrados. Si acabamos con ellos, el Enjambre de seguro caerá."

- Tassadar le informa al Ejecutor Artanis(fnt)

Los Cerebrados descendían de los parásitos zerg originales de Zerus que existieron antes de la llegada de los xel'naga, no obstante, eran mucho más grandes y estaban dotados de mucha más inteligencia. Sobre su creación por la Mente Suprema a cada cerebrado y la colonia que él lideraba se le daba un rol específico el cual formaba de uno en uno la personalidad[1] rudimentaria[2] del cerebrado. Los cerebrados además expandían la jerarquía zerg y llegaron a confiar en las reinas para supervisar la actividad de la colmena y en los amos supremos para transmitir órdenes y controlar directamente a los esbirros de la colonia.[1] Mientras la rígida jerarquía aseguraba eficiencia la muerte permanente de un cerebrado podía inducir a una inversión completa. Las colonias que perdían a su cerebrado con frecuencia se volvía incontrolablemente destructiva.[3] Los cerebrados también supervisaban la evolución del Enjambre.[4][5]

Externamente, los cerebrados parecían gigantes y gruesas larvas de babosa con numerosos miembros púrpura que sobresalían a los lados. Esto apenas era su forma externa, y la verdadera forma de un cerebrado (una bola de luz amarilla con tentáculos extruidos) se revelaría solamente una vez que el caparazón fuera destruido. Dicho y hecho, la carne se regeneraría siempre y cuando la Mente suprema lo deseara, solo impedido por habilidades que anulaban tal habilidad.[6]

No mucho antes de la Gran Guerra, la Mente suprema comenzó a depender cada vez más de sus Cerebrados. En este punto, eran seres distintos, dentro de la unidad de la colmena.[2]

Poderes psiónicosEditar

Los Cerebrados a menudo (quizás siempre) eran poderosos psíquicos, pero estos poderes normalmente eran limitados en un área específica. Por ejemplo, un cerebrado podía crear y reencarnar al poderoso Torrasque,[7][8] mientras otro podía llenar sus estructuras con energía vital.[8] Los cerebrados poseían habilidades de detección similares a las de los amos supremos.[9]

Como el resto de los zerg, los cerebrados se comunicaban telepáticamente, aunque de una manera distinta a los terran o protoss.[6]

ReencarnaciónEditar

"Si alguna vez tu cuerpo fallara, yo te daré uno nuevo. Ése es mi pacto con todos los Cerebrados."

Una característica que compartían los cerebrados era la reencarnación. Mientras la Mente Suprema etuviera viva, reencarnaría a un cerebrado a través del uso de energía cósmica. Matar a un cerebrado con este tipo de energía anularía la reencarnación.[3] Zasz, cerebrado de la Colonia Garm, fue asesinado permanentemente de este modo por el Prelado Oscuro Zeratul. Esto creó un breve enlace mental entre Zeratul y la Mente suprema; Zeratul descubrió la conexión de la Mente Suprema con los xel'naga y sus planes para la raza protoss,[10] mientras la Mente suprema descubrió la ubicación de Aiur.[11] La Mente suprema entró en silencio después de esto, y no se recuperó hasta que los zerg erradicaran a la Colonia Garm.[12] Después, los protoss mataron a otros cerebrados en deliberados intentos por "distraer" a la Mente suprema.[9]

El disruptor psiónico posiblemente inhibía la reencarnación.[8]

Aunque su enlace con la Mente suprema les otorgaba invulnerabilidad virtual, no fue sin sus debilidades. Los Cerebrados no estaban diseñados para existir sin la Mente suprema, y no podían mantenerse a sí mismos por mucho tiempo después de su muerte - una vulnerabilidad que los llevó a crear una nueva después de la muerte de la primera Mente suprema.[13]

Destino de los CerebradosEditar

"¿Te atreves a amenazar a un Cerebrado? ¡Tu serás la ruina de todos nosotros!"

Luego de la muerte de la Mente Suprema al final de la Gran Guerra, Daggoth orquestó la creación de una nueva Mente Suprema desde la fusión de un número de cerebrados. El Enjambre Renegado controlaba a la mayoría de los zerg[14] en oposición a Kerrigan.[15] Esto dio inicio a la Guerra de Especies.[16]

En este conflicto, Kerrigan emergió triunfante, pero a través de la manipulación de los que eran capaces de matar a los cerebrados. Aquellos en Shakuras fueron destruidos como resultado de una alianza forjada entre ella y los protoss en ese mundo.[17] La Fuerza Expedicionaria de la JTU, mientras utilizaba un disruptor psiónico, mató a algunos cerebrados durante su conquista en Carbonis, los cerebrados no fueron resucitados durante la batalla.[8] Después, durante la reconquista de Kerrigan del planeta, la nueva Mente Suprema fue asesinada por los Templarios Oscuros aliados/manipulados por ella.[18] Con la muerte de la criatura, los cerebrados restantes fueron asesinados[19] por los Templarios Oscuros.[20] La falta de una fuerza controladora fue una explicación parcial de sus muertes.[13]

Alguno cerebrados sobrevivieron al holocausto de Carbonis, al menos por un tiempo. El Nuevo Enjambre liderado por Kaloth fue un ejemplo, pero su base de poder fue destruida por los Rebeldes de Raynor y fuerzas protoss.[21] Kerrigan también retuvo al menos a un cerebrado que la ayudo en su proyecto de terran infestados.[4] Aun así, no duraría. Después de la Guerra de Especies, todos los cerebrados restantes fueron perseguidos y exterminados por las fuerzas de Kerrigan y hasta donde se sabe, no quedó ninguno.[22] La visión de Kerrigan para el Enjambre era diferente a la de la Mente Suprema[23] y ella no tenía intención o deseo de usar a los cerebrados,[13] sin mencionar el riesgo de que tal vez pudieran volver a intentar formar una nueva Mente Suprema.[23] En vez de ello, los reemplazó con otros esbirros inteligentes — un terran infestado avanzado, Ethan Stewart[24] (ahora fallecido)[25], así como también las madres de colonia.[26]

Cerebrados conocidosEditar

Algunos cerebrados fueron nombrados, otros no — solo después del extendido servicio hacia el Enjambre hubo cerebrados que ganaron el derecho a un nombre. La posesión de un nombre era vista como un símbolo de prestigio.[6]

NamombradosEditar

Sin Nombre/Nombre desconocidoEditar

NotasEditar

La falta de cerebrados en StarCraft II se debió a una orden creativa de Blizzard, así como para una "jugabilidad más amable" con Games Workshop.[28]


Error en la cita: Existen etiquetas <ref>, pero no se encontró una etiqueta <references />
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.